Buena apariencia
Buena apariencia

► Introducción

La industria extractiva de los áridos está realizando un importante esfuerzo por adaptar sus explotaciones mineras a cielo abierto y sus plantas de tratamiento a las exigencias medioambientales que, a inicios del siglo XXI, requiere la sociedad.

El respeto por la calidad paisajística, junto con los aspectos económicos, sociales y medioambientales, son, hoy en día, componentes esenciales para la integración de esta actividad extractiva en su entorno.

La publicación "Áridos. Guía de buena apariencia en canteras y graveras" se desarrolló con el propósito de mostrar, de manera original y novedosa, una serie de medidas para mejorar la imagen de la empresa, no sólo de cara al exterior sino, también, de cara a la propia empresa y a todos sus trabajadores.

Las empresas extractivas manifiestan una clara conciencia de que el paisaje se transforma, por la propia esencia de la actividad. Sin embargo, este problema sigue siendo difícil de abordar debido al carácter subjetivo de los criterios estéticos.

Para responder a esta dificultad, la Asociación Nacional Española de Fabricantes de Áridos -ANEFA- ha realizado esta publicación que nace con el propósito de:

Aportar ejemplos y criterios concretos para mejorar el aspecto de las áreas que componen las explotaciones.

Mostrar que la reducción o eliminación de los efectos medioambientales es, si cabe, aún más beneficiosa durante la fase de explotación que durante la fase de restauración.

Ayudar a lograr una armoniosa integración de las explotaciones de áridos con su entorno natural y con el paisaje.

Comprobar, con ejemplos reales, que mantener una buena apariencia de la explotación y de la planta de tratamiento es posible sin disminuir la rentabilidad de la empresa, independientemente del tamaño de ésta.

La explotación y el tratamiento de áridos en canteras y graveras son actividades no contaminantes dado que los materiales que se procesan son inertes. Sin embargo tienen mala imagen, fundamentalmente, debido a la necesidad, como toda actividad extractiva, de modificar el terreno original y, en especial, por la falta, con frecuencia, de una apariencia adecuada de la explotación y de sus instalaciones.

Las recomendaciones que aquí se recogen pueden servir como base para ir creando y cimentando una imagen de empresa moderna, adaptada a las necesidades actuales y comprometida con el Desarrollo Sostenible, a través de actuaciones concretas en materia de medio ambiente, seguridad y calidad.

La proyección de una imagen empresarial moderna requiere, necesariamente, que las explotaciones reflejen el compromiso medioambiental de las empresas y los esfuerzos realizados para acondicionar, adecuadamente, los procesos de extracción y de tratamiento, tal y como sería exigible a otros sectores industriales.

Efectivamente, si bien una buena parte de las recomendaciones que aquí se recogen están relacionadas con obligaciones legales recogidas en la legislación vigente y que, por lo tanto, deben ponerse en práctica en aquellos casos en que proceda, otras son iniciativas voluntarias que no harán sino mejorar todos los ámbitos de la actividad. Estas obligaciones legales afectan, entre otros, a:

  • Características del diseño de la explotación, pistas, escombreras y depósitos de lodos.
  • Mantenimiento de las infraestructuras.
  • Control del polvo y del ruido.
  • Restauración.
  • Mantenimiento de los equipos de trabajo.
  • Diseño de los puestos de trabajo.
  • Medidas de seguridad en la planta de tratamiento y en las dependencias auxiliares.
  • Gestión de los residuos.
  • Dotación de instalaciones sanitarias y servicios de primeros auxilios.

 


Entre los diferentes aspectos que hay que cuidar de la actividad están:

  • La imagen de la explotación y de la planta de tratamiento.
  • La organización de la explotación.
  • El mantenimiento, la limpieza, la gestión de los residuos, la vegetación y el control del polvo y del ruido.
  • La señalización.
  • Las diferentes áreas de la explotación: accesos, servicios generales, explotación y pistas, planta de tratamiento y parque de almacenamiento de áridos y dependencias auxiliares.
  • La implicación de los trabajadores.
  • La política de puertas abiertas y de comunicación. La buena relación con el entorno social.

Las diferentes medidas que conviene adoptar, siempre adaptadas a las necesidades particulares de cada explotación son:

  • Accesos: limpieza, señalización y vallado.
  • Báscula.
  • Zonas ajardinadas: conservación de la vegetación.
  • Oficinas.
  • Edificaciones en general: integradas en el paisaje, bien conservadas.
  • Aparcamientos: asfaltados y señalizados.
  • Frentes, pistas y plataformas de la explotación conformes al proyecto aprobado.
  • Planta de tratamiento: medidas contra el polvo y contra el ruido, parque de áridos señalizado, acopios bien ordenados e identificados, equipos limpios y ordenados, ausencia de material derramado, zonas de riesgo señalizadas y/o acotadas, protecciones de los equipos y, cuando se precise, carenado (integral, cintas).
  • Laboratorios.
  • Talleres: orden interior y limpieza.
  • Vestuarios: duchas y taquillas.
  • Zonas comunes: comedor y área de descanso. Salas de reuniones.
  • Pantallas vegetales exteriores e interiores.
  • Gestión de residuos: recogida selectiva de latas, aceites, filtros, papeles, trapos y residuos sólidos urbanos.
  • Señalización interior: plano de circulación, acopios, medio ambiente.
  • Comunicación externa: visitas organizadas, jornadas de puertas abiertas.


Áreas que componen la explotación PDF Imprimir Correo electrónico

Áreas que componen la explotación  ► ver contenido

 

pdf_button Accesos y servicios generales


Una buena apariencia de la explotación comienza por disponer de unos   accesos y de unos servicios generales que permitan ofrecer, a las   personas que accedan a ella, o a los que la vean desde el exterior, una   agradable primera impresión del tipo


pdf_button Explotación, depósito de estériles y pistas


La actividad que se desarrolla en el frente de explotación ha de estar planificada de acuerdo con un proyecto minero.


pdf_button Planta de tratamiento. Y parque de almacenamiento de áridos


La planta de tratamiento suele ser un fiel reflejo de la idea que, de la calidad, tiene la empresa. Unas instalaciones bien concebidas y conservadas mostrarán la preocupación por integrar las consideraciones medioambientales con las de seguridad.

El parque de almacenamiento de áridos indica, si los acopios están bien diferenciados y señalizados, que la empresa se esfuerza por satisfacer a los clientes.


pdf_button Dependencias auxiliares


El estado de orden y de limpieza de las dependencias auxiliares revela los esfuerzos de la empresa por concienciar e implicar a los trabajadores en la tarea de mejorar día a día la gestión del centro de trabajo.
 
Aspectos técnicos PDF Imprimir Correo electrónico

Las áreas de la explotación que se encuentran en fase de extracción o la propia planta de tratamiento son zonas de trabajo. El resto de la cantera o de la gravera está constituido por espacios de servicios, oficinas y accesos. Los terrenos todavía sin explotar o los que se han conservado sin alterar el estado inicial deben ofrecer una apariencia cuidada.
No es necesario borrar el aspecto industrial de las explotaciones, sino que se deben resaltar los aspectos positivos de la gestión que realiza la empresa para, así, poder mostrar la actividad que se desarrolla, con satisfacción.

Todo esto se hace con los diferentes aspectos técnicos que se tratan a continuación.

pdf_button La imagen de la explotación y de la planta de tratamiento


Una buena apariencia es consecuencia del esfuerzo realizado por la empresa para dar una imagen de calidad, actuando sobre cada uno de los elementos que se encuentran en el interior de la explotación.
 

pdf_button La organización de la explotación


La organización de una explotación no será adecuada si no se consideran simultáneamente los condicionantes del terreno, la evolución futura de la explotación y la imagen de empresa que se pretende mostrar.


pdf_button El mantenimiento de la explotación


El orden, la limpieza y el mantenimiento reflejan la profesionalidad y la previsión empresarial de presente y de futuro de la empresa, revalorizando la imagen de la actividad.
 

pdf_button La señalización


El estado de orden y de limpieza de las dependencias auxiliares revela los esfuerzos de la empresa por concienciar e implicar a los trabajadores en la tarea de mejorar día a día la gestión del centro de trabajo.
 



© 2009-2010 Observatorio de Áridos y Medio Ambiente  Aviso Legal
Web desarrollada por Tecshell:desarrollo web profesional